jueves, 3 de mayo de 2012


El fijismo

-Introducción.
A continuación hablaré de “El fijismo”,  una Teoría científica que sostiene que cada especie de seres vivos permanece poco más o menos invariable a lo largo de la historia en la forma en que fue creada. Este trabajo corresponde a la asignatura de Ciencias del Mundo Contemporáneo perteneciente al primer tema del libro de primero de bachillerato.
-Desarrollo.
1. ¿Qué es el fijismo?
El fijismo es una teoría científica que nos dice que la naturaleza ha permanecido así desde sus orígenes y no ha variado en absoluto. También nos dice que las especies no han evolucionado a lo largo de la historia y que los fósiles son resto de animales que desaparecieron en diluvios bíblicos o en caprichos de la naturaleza.
2. ¿Cuándo surge el fijismo? ¿Quién es su impulsor?
La teoría que dominó el panorama filosófico durante más de dos mil años fue
el fijismo, y su impulsor, Aristóteles. Según éste, las especies no han sido creadas
por nadie, sino que son eternas, fijas e inalterables. Es decir, cada especie responde
a una forma perfecta que le es propia y que no puede ser modificada.
2.1 ¿Qué más pensaba Aristóteles sobre el fijismo?
A parte de lo mostrado en el punto 2, en el cual Aristóteles pensaba que las especies son eternas, fijas e inalterables, también pensaba que los individuos nacen y mueren, pero la especie subsiste; los individuos pueden variar los unos respecto de los otros, pero la especie permanece inalterada.
Aunque se trata de una explicación filosófica y no religiosa, el fijismo coincide con
el creacionismo en la negación de toda evolución en la especie humana. Naturalmente
no todos los científicos creían en la doctrina fijista un buen fundamento teórico para
apoyar sus creencias.
Fue necesario adaptar la teoría aristotélica a las exigencias de la Biblia sustituyendo la
eternidad de las especies por su creación por parte de Dios. Y cuando los descubrimientos
de fósiles antiguos con formas muy diferentes de las existencias hicieron tambalearse los
cimientos del fijismo, se introdujo la teoría de las catástrofes para explicar que cada vez que
un cataclismo provocaba la extinción de miles de especies, la mano creadora de Dios volvía
a actuar para hacer aparecer otras nuevas.
3. Consolidación científica.
Tras el gran empuje que le dio el famoso científico Aristóteles en el siglo IV a.C. hubo una época (más de dos mil años) en los que ningún científico, filósofo, etc. formulara nada ni destacara nada sobre el fijismo.
En el siglo XVIII, Linneo (1701-78), formuló  el clasificador de las especies vivientes, especialmente de las vegetales, escribió que «tantas especies podemos numerar como diversas formas fueron creadas al inicio»; casi al mismo tiempo hacía notar que nacen nuevas especies por cruce; según una carta de su hijo, Linneo pensaba que «las especies y los géneros eran obra del tiempo, pero que los órdenes naturales eran obra del Creador».
A finales de ese siglo y a principios del siglo XIX, Cuvier (1769-1832), el creador de la Anatomía comparada y gran impulsor de la Paleontología, deducía de la armonía y equilibrio de la Naturaleza que cada especie es una realidad fija a partir de su creación. Cuvier observó las relaciones entre fósiles (v.) y especies vivientes, estableciendo la correlación de sus formas y fundando un método para estudiar las extinguidas. Considera al equilibrio en la Naturaleza algo fundamental y necesario desde su principio; no puede ser un simple resultado final de procesos evolutivos como decía Lamarck (v.); en la polémica triunfó Cuvier, cuya autoridad científica era muy superior.
Más tarde Pasteur (1822-95), el creador de la moderna Microbiología, con sus demostraciones experimentales de que todo ser vivo proviene de otro ser vivo, incluso los microorganismos más elementales, en contra de la antigua opinión tradicional que admitía la llamada «generación espontánea», proporcionó nuevos argumentos a los fijistas en contra de los evolucionistas y también  Juan Luis Armando de Quatrefages (1810-1892) descubrió gran número de especies y realizó estudios de histología comparada pasando después a ser el iniciador de los estudios de Antropología biológica; se opuso a la teoría evolucionista de Darwin, si bien no defendió un fijismo rígido.
4. El fijismo en la actualidad.
Actualmente en Estados Unidos los seguidores del fijismo intentan que sea enseñado en las escuelas en igualdad de condiciones a la teoría de la evolución.
Sin embargo, desde un punto de vista científico, el fijismo no tiene hoy ninguna credencial, siendo radicalmente rechazado por todas las ciencias que aceptan la teoría de la evolución como base: la [paleontología] se ocupa del estudio de los fósiles y de su correlación las respectivas épocas geológicas, la biología poblacional explica la distribución geográfica de las especies atendiendo a su origen evolutivo, la anatomía comparada tiene como uno de sus objetivos fundamentales la identificación de homologías, la biología evolutiva del desarrollo ha descubierto multitud de homologías moleculares en organismos filogenéticamente lejanos y, partiendo de todas estas evidencias, el análisis filogenético se ocupa del establecimiento de las filogenias. Lo mismo sucede con disciplinas relacionadas. Así, la investigación con animales con fines médicos no tendría sentido si se negara la continuidad biológica.
5-Relación entre fijismo y creacionismo.
Muchas veces se suele confundir el fijismo con el creacionismo, y, aunque comparten ciertos aspectos similares, son completamente diferentes. Ambas tesis van ligeramente unidas y fueron completamente válidas hasta el siglo XVIII.
- Creacionismo, es la teoría aceptada por el Cristianismo. Afirma que las especies fueron creadas por Dios tal y como las conocemos, sin variar (hecho que comparte con el fijismo)